HomeResumenNadal comienza la búsqueda de su 14° Roland Garros

Nadal comienza la búsqueda de su 14° Roland Garros

Nadal comienza la búsqueda de su 14° Roland Garros

El español Rafa Nadal inició este martes su andadura en el torneo de Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada, con una sólida y también trabajada victoria ante el australiano Alexei Popyrin, al que batió en tres sets por 6-3, 6-2, 7-6(2) tras dos horas y 23 minutos de juego.

La búsqueda hacia una decimocuarta Copa de los Mosqueteros comenzó de forma positiva para el actual campeón, que superó ya el centenar de victorias en la arcilla roja parisina (101) y donde sumó su octavo partido consecutivo sin perder una manga, aunque su rival cerca estuvo de hacerlo.

El manacorí, bajo el sol de la Philippe-Chatrier, firmó un estreno solvente, que seguramente le sirvió para ir afinando su puesta a punto competitiva, aspecto en el que lleva parado desde la revitalizante victoria en el Foro Itálico ante Novak Djokovic.

Ante un oponente que ya conocía de su duelo de hace un mes en el Mutua Madrid Open, Nadal se mostró firme y, sobre todo, experto cuando el partido amenazaba con los únicos nubarrones negros que hubo en la calurosa y soleada en la capital francesa. Popyrin tuvo bola de set para enviar el partido a la cuarta manga y crecerse, pero el español, más acostumbrado a esta clase de vicisitudes, supo mantener la calma y remontar la adversa situación para sentenciar en la ‘muerte súbita’.

El estilo de juego del australiano, campeón también en París, como junior, en 2017, y con poderosos golpes y servicio, exigió al balear, que cometió más errores forzados de los habituales (23) por sus 28 golpes ganadores, y sin dar demasiadas concesiones con un saque con el que conectó tanto unos inusuales siete ‘aces’ como unas tan poco habituales cinco dobles faltas.

Popyrin intentó plantar batalla desde el inicio y consiguió que el de Manacor no rompiese pronto como le suele gustar para asentarse aún más en su ‘jardín’. Fuerte con el saque, no ofreció un resquicio hasta el octavo juego, suficiente para que Nadal no lo desaprovechase para romper.

Y ahí aparecieron las dudas del joven oceánico y la mayor solvencia del español, que se llevó siete juegos consecutivos para pasar del 3-3 del primer set, a ganarlo y ponerse con un claro 4-0 en el segundo, una losa difícil de levantar para su rival, víctima del mejor tenis del 13 veces campeón.

El guión parecía dictaminar una victoria sencilla del campeón, pero Popyrin decidió vender cara su derrota. Con el saque encontró su fortaleza y empezó a hacer más daño con sus golpes (19 ‘winners’) para al menos ir por delante en el marcador. Además, aprovechó su segunda oportunidad al resto para romper y colocarse con un óptimo 5-2.

Sin embargo, ahí le entraron los nervios y Nadal supo detectarlos cuando sacaba para cerrar el parcial. El australiano alternó buenos golpes con errores algo groseros y el español recuperó el ‘break’ tras salvar dos bolas de set, aunque no tener que jugar una siempre incómoda ‘muerte súbita’ en la que se mostró implacable para finiquitar el debut y citarse en segunda ronda en un ‘clásico’ de antaño con el francés Richard Gasquet.

Share With:
Tags